5,5% de población recibió las 2 dosis, 19,9% obtuvo la primera

En Cochabamba, decenas de personas hacen fila. Foto:APG

Un poco más de 407 mil ciudadanos accedieron al segundo inoculante. Dos especialistas dicen que la medida de usar segunda dosis como primera es positiva.

En los últimos días, el Instituto Americano, la Escuela Nacional de Medicina y  la Facultad de Medicina  de La Paz son algunos de los puntos donde centenares de personas esperaron por largas horas para recibir la segunda dosis de la vacuna contra la Covid-19. Esta situación se repite   también en Cochabamba.

 A propósito de este panorama, hasta la fecha, en Bolivia el  5,5% de la población vacunable (mayor de 18 años)   recibió las dos dosis, mientras que un 19,9% obtuvo  la primera vacuna.

Hasta el lunes, 1,4 millones de personas recibieron la primera dosis de la vacuna,  de este número  un poco más de 407 mil accedieron al segundo inoculante. Es decir que de acuerdo con estos datos, de los 7,3 millones  mayores de 18 años que viven en el país -según la proyección para esta gestión del Instituto Nacional de Estadística (INE)-    un 19,9%  recibió la primera dosis y  un  5,5%  completó el proceso y accedió a las dos dosis. 

“Siempre habrá dificultades entre la primera y segunda dosis. (Esta cifra) muestra  una brecha muy grande y las autoridades del Ministerio de Salud deben diseñar una estrategia para subir el número de personas que reciban el cuadro completo. Si la primera dosis es empleada como una punta de lanza, la brecha podría ir ampliándose y generar dificultades en el futuro”, dijo a Página Siete  Guillermo Cuentas,  exministro de Salud.

Otro factor que se debe tomar en cuenta, según el especialista, es la distancia de  tiempo  entre la aplicación de la primera y la segunda dosis de las vacunas. Por ejemplo, la AstraZeneca y la Sputnik V se ponen  después de 90 días. Mientras que para la Sinopharm y Pfizer, el tiempo de diferencia es de  21 días. 

El Gobierno apostó por aplicar la primera dosis a un mayor número de la población y ayer autorizó a los Servicios Departamentales  de Salud (Sedes) agotar a la brevedad posible todas las vacunas que están  en sus cadenas de frío. Es decir que deben aplicar la  segunda  dosis de las vacunas Sinopharm  como primera,  porque “urge” la inmunización a la mayor cantidad de personas para salvar  más vidas, según el Ministerio de Salud.

Esta decisión también fue asumida  porque  el Ejecutivo recibió la  confirmación “mediante nota escrita” de la llegada de un millón más de vacunas Sinopharm para el 23 de junio. “Autorizamos a todos los Sedes que en este momento tienen la  segunda  vacuna  puedan administrarla  a las personas que buscan la primera dosis. (Tal determinación la asumimos) tomando siempre la previsión de garantizar la segunda dosis”, dijo el ministro Jeyson Auza.

Según Cuentas, esta medida permitirá  incrementar la inmunidad de las personas. “El que tenga la primera dosis está protegido, aunque sea de forma parcial, tiene un mayor nivel de inmunidad y la probabilidad de que tenga una infección severa irá  disminuyendo. No es una mala decisión. Lo que necesitamos es vacunar al mayor número de ciudadanos. Si  una  persona está  con su primera dosis y  se cuida,  tendremos un buen avance para disminuir la cantidad de pacientes que lleguen a morir por Covid”, explicó.

Roger Carvajal, especialista y miembro del Comité Operativo de Emergencias de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA),   indicó que es positivo el plan  estatal de dar prioridad a la primera dosis. 

“Si se coloca una primera dosis a una persona que venció el virus, (el inoculador)   se convertiría como un refuerzo a sus defensas  y mejorará  su inmunidad. La pregunta que debemos responder es ¿cuántos ya enfermaron? Por lo menos un 60% de la población”, aseguró Carvajal.

Esta afirmación viene -según el experto- con base en el estudio de seroconversión  que realizó la UMSA en enero:  un 32% de la población ya superó la enfermedad. “Ahora debemos estar por un 60% de personas que tomaron contacto con el virus. Si ellas reciben  la primera dosis será  como adquirir una segunda. Es una posibilidad de razonamiento biológico que apunta el Gobierno”, dijo.

El Gobierno indicó que en el transcurso de los siguientes días arribarán al país otras 100 mil vacunas Sputnik V y para julio recibirán la  segunda  dosis.

El avance en la aplicación  de las vacunas

Balance   El director nacional del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Max Enríquez, informó que el 81,3% de vacunas adquiridas contra la Covid-19 en primeras dosis fueron aplicadas en el país. “Lo que mide el acceso de nuestra población son las primeras dosis, es decir cuántas personas accedieron a la vacuna en sus primeras dosis.  1.470.833 personas la  recibieron. El saldo de vacunas   que tenemos es de 338.692 (…) En esa medida, tenemos un 81,3% de aplicación”, dijo. 

Saldos  La autoridad de Gobierno agregó que el saldo de vacunas, entre primera  y segunda  dosis, es más de 800 mil dosis (339.017 de la primera y 548.981 de la segunda).

Avances  Hasta la fecha, el Gobierno recibió 2.766.050 vacunas que fueron distribuidas según criterio poblacional y epidemiológico en los nueve departamentos del país.  Enríquez recordó que el Estado realizó las gestiones inmediatas mediante acuerdos bilaterales y multilaterales para adquirir las  vacunas.

Acuerdos En diciembre, el Gobierno concretó la compra de 5,2 millones de vacunas Sputnik V de Rusia y otros 5 millones de la  AstraZeneca. Adquirió también  1,7 millones de vacunas Sinopharm de China. A través del mecanismo Covax, el país recibió las dosis  AstraZeneca y Pfizer. Son cuatro tipos de vacunas las que ingresaron al país, aseguró.

Fuente: Página 7